web
stats
Cabecera_AlevinF_900x160

Fútbol Base – Páginas de Aficionados – Alevín “F”


Crónicas

C.D. Vicálvaro “F” 3-2 C.D. La Salle Carabanchel

Victoria a nuestro estilo

Alineación: Javi Neira; Pablo Ramírez, Pau, Quique, Diego Martín (Diego Vicente); Rafa, Gonzalo, Víctor (Dani), Javi Pradillo; Álvaro (Hassan), Iván (Jaime). Entrenador: Pablo del Pino.
Goles: Javi Pradillo, Dani, Iván.
Tarjetas:

Buen partido del equipo y fiel al cien por cien a su estilo, con una aguerrida defensa y delantera de calidad, resultado lógico de goleada con la segunda parte ya iniciada. A partir de ahí, empanada mental y/o física, sufrimiento y el rival a punto de remontar. La verdad, que las victorias con sufrimiento se saborean doblemente, pero esto no puede salir siempre bien… ¿o sí?

Tarde desapacible en Vicálvaro, partido contra la Salle la Carabanchel y ligero favoritismo de los nuestros. El partido empieza y se ven dos estilos diferentes, el Vical es más técnico y el equipo visitante más fuerte. Control territorial de los azulones, que disponen de alguna ocasión pero sin premio. Del mismo modo algún contragolpe de los amarillos, con el mismo resultado. Los últimos minutos cambian las tornas, es el Vical el que defiende y sale al contragolpe. Descanso, con un justo 0-0.

La segunda parte empieza con el Vical como un ciclón, en una buena jugada de ataque, Iván pone el 1-0. Nada más marcar, empiezan uno a uno los cambios y en mitad de ellos, una gran combinación permite marcar a Javi Pradillo el 2-0. El 3-0 lo marca Dani, nada más salir al terreno de juego. Así que en cualquier otro equipo, ya estaría, a disfrutar tranquilo del resultado, pero en nuestro equipo no es así. Aunque el rival no ataca demasiado, en una jugada y tras mil rechaces marca el 1-3 y se lo empiezan a creer. Poco después llega el 2-3, bonito gol de cabeza a la salida de un córner, imposible de defender por superioridad física. Y a partir de aquí, sufrimiento hasta el final del partido… otra vez pidiendo la hora y otra victoria más de la misma forma.

Nos quedan rivales muy difíciles, pero lo cierto que al menos desde mi perspectiva este equipo me ha causado una gran satisfacción y un poco inesperada, la verdad; ha jugado contra equipos de mayor edad y ya tiene un porrón de puntos conseguidos y buenas sensaciones, esperemos sigamos así. Y mientras ganemos, aceptamos el sufrimiento.

Crónica por David Martín Nogueras

Escuela de Fútbol Carabanchel “B” 3-4 C.D. Vicálvaro “F”

Épica resistencia en territorio hostil

Alineación: Javi Neira; Diego Vicente, Mario, Pau, Quique (Diego Martín); Rafa, Mateo (Raúl), Víctor (Marcos), Javi Pradillo; Dani (Jaime), Iván (Hassan). Entrenador: Pablo del Pino.
Goles: Javi Pradillo, Dani, Iván y Hassan.
Tarjetas: Marcos (Roja), Pau (Roja), Pablo del Pino (amarilla).

 

SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC
Más fotos en: https://1drv.ms/f/s!AnPmKI8LtW4HpUXKRG2MI17c1jYk.

Partido dramático de infarto con dos partes muy diferenciadas y de los que hacen época. A priori pronóstico incierto entre equipos que ocupan la zona media en la poca liga que se ha jugado; mas al tratarse de campo de tierra parece que el favoritismo es ligeramente para el equipo local.

El encuentro empieza de manera igualada pero el Vical aprovecha muy bien sus ocasiones y el rival no, y tras un excelente parada de nuestro portero Javi al delantero en un uno contra uno rival, al poco tiempo es el otro Javi el que marca en un excelente contrataque, con una vaselina perfecta a media altura con su pierna izquierda a la salida del portero. Al minuto en una jugada un tanta embarullada y tras un lío en el área, es el instinto goleador de Dani que mete la pierna en el área pequeña y consigue el 0-2. Así que, premio máximo para el Vical, que en un partido igualado se ve por delante por partida doble en el marcador. Parece que hemos aprendido ya un poco como jugar en tierra, en este el segundo partido en esta superficie. Toma y daca en el centro del campo, el Vical intenta crear más que el rival.

No obstante, el partido está igualado, el Carabanchel intenta jugar con balones en largo, pero muy bien la defensa azulona en el fuera de juego con un árbitro que lo sanciona de manera correcta. Y cuando nos intentan pillar la espalda, es imposible, porque la velocidad y anticipación de Quique y Pau es muy superior a la de los delanteros rivales. Y si es por alto, hay está el bravo Mario para meter el cabeza y despejar. Y si cargan por nuestra derecha, Diego Vicente lo da todo y no pueden pasar el balón. Así va pasando el tiempo que acaba de la mejor manera, un poco injusta quizás, pero tras una excelente combinación de la media, Iván marca con un excelente tiro, el 0-3. Excelente portero, gran defensa, mediocampo con Rafa creciendo día a día de mediocentro y combinando muy bien con Mateo y Javi, jugadores de gran calidad y aprovechando entre otros la buena verticalidad de Víctor por banda.

Empieza la segunda parte, la afición visitante no se fía para nada del resultado, ya que un equipo tan aguerrido y luchador como nuestro, lógicamente suele desfallecer un poco, a veces bastante, en la última parte del partido debido al esfuerzo realizado. Pablo, nuestro sabio entrenador y que hoy tuvo que sufrirnos un poco a los padres detrás del banquillo, empieza a realizar los cambios uno a uno, nada más empezar la segunda parte. Desde la reanudación del encuentro, se ve que el VIcal va a sufrir. La presión que realizamos habitualmente ya no es tan asfixiante y los jugadores les cuesta ya un poco más correr y ofrecerse. No obstante, en un buen contragolpe, Hassan, con una calidad exquisita, requiebra a dos rivales, se acomoda el balón y tira de manera impecable, 0-4. Nadie dijo que el fútbol sea justo, pero si dijo que hay que tener pólvora arriba y al menos hoy, la tenemos, y mucha. ¿Partido sentenciado? Así debería ser, pero nadie lo da por hecho, y hacemos bien; tanto va el cántaro a la fuente, que por simple estadística y aún a pesar de lo numantina de nuestro equipo, el Carabanchel consigue su gol, 1-4, después de varias ocasiones falladas.

Y a partir de aquí, empieza la guerra y otro partido. Para empezar, Hassan se lesiona ya sin cambios y apenas se puede mover. El árbitro entra en un cortocircuito sorprendente después de lo bien que había llevado el partido, empieza a pitar faltas que no son en el borde del área nuestra y en realidad en todas las partes del campo, algunas realmente grotescas. Fruto del regalo de una de estas falsas faltas, llega el 2-4. Está prohibido rozar a los contrarios desde el Vical hacia el Carabanchel pero no al revés y pronto llega el 3-4, con Javi Pradillo lesionado en el suelo y con el árbitro dejando el contragolpe que acaba con el gol del contrario. Maneras autoritarias y chulescas del trencilla ante el educado reproche de nuestro entrenador. Queda mucho aún, unos 10 minutos. Firmamos hasta el empate, pero las cosas empeoran después de gran asistencia de Jaime a una gran cabalgada de Marcos por la banda, un auténtico puñal, que ante la salida del portero tira y la pelota se va el palo ante nuestra desesperación. Todo sigue empeorando, parece ser que Marcos lanza un patada o amago de patada al rival, lo cierto es que pocos nos enteramos y el árbitro le muestra la tarjeta roja al jugador. Quedan 8 jugadores sanos, parece imposible aguantar. Pero aún empeora la cosa, dudosa falta por carga de Pau, quizás ni falta, que el árbitro sanciona con roja, siendo también dudoso que fuera el último hombre, pero el árbitro estaba encendido, quien sabe si presionado por la afición rival o por simple chulería, pero… lo cierto que nos quedamos con 7 y tres cuartos de jugadores, ya que dos expulsados y dos lesionados. Pero cuando parecía que la derrota y la épica remontada del Carabanchel era cosa hecha, lo que vino fue la épica resistencia vicalvareña, al tiempo reglamentario se añaden cuatro minutos de descuento, con solo Jaime arriba y el resto defendiendo, Raúl presionando sin desfallecer a todo campo su línea de juego, el rival carga por el centro y su izquierda, pero se encuentra con Diego Martín rocoso y expeditivo por su banda, así que pasa el tiempo y… ¡¡final!! El marcador no se mueve del 3-4.

Final con muchos sentimientos agitados que no mezclados de alegría, enfado, euforia, ansiedad, incredibilidad y así cuantos adjetivos queramos poner… en un partido que muy posiblemente no se repita nunca más.

¡Grande equipo! Partido increíble, ¡más que un partido de fútbol ganado, batalla ganada!

Crónica por David Martín Nogueras y fotos por Jordi de la Asunción



    css.php