web
stats
Imagen por defecto

Fútbol Base – Histórico – Temporada 2.011/2.012 – Páginas de Aficionados – Prebenjamín “C”


Clasificación final del Prebenjamín “C”:

Crónicas del Prebenjamín “C”:

C.D. Vicálvaro “C” 3 – 0 Oña Sanchinarro “B”

Baño de gloria

Último partido de Liga. Bochorno en el ambiente y calor en las gradas. Se
presentaba el que podía ser el colofón a una excelente temporada, la
ofrecida por los chicos del Vicálvaro C. La jornada que era la final de su
liga; lo que tan de moda se dice ahora de “las dos Ligas”. Porque el
campeonato contó con dos equipos demoledores, la Escuela Deportiva de
Moratalaz y el Nuevo Mejorada; reyes de la competición.

Se plantaba el Vical en esta última jornada con las opciones a su favor, de
cerrar como terceros. Un puesto del que nunca se había apeado y que merecía
con toda justicia. El empate a 2, in extremis, en el último partido (tras
una brava remontada con gol en el último segundo) obligaba a los azulones a
empatar o ganar al Oña, para que éste no le arrebatara semejante
privilegio.

Los chavales mostraban seguridad en sus caras; y pese a que el Míster
(Richi) se demoraba en llegar, nada hacía ponerles nerviosos. Todavía
estaba fresco el partido de la ida con empate a 1 debido a la correosa
defensa del rival.

Fue José el que tuvo iniciar las indicaciones del equipo. Richi y él han
formado un tandem magnífico. Equilibrado y con reparto de roles. Tranquilo
el primero. Pasional el segundo. Maravillosos “maestros” ambos para los
jugadores.

Desde el primer momento se vio el campo inclinado hacia la portería del
Oña. El partido exigía y el Vical no defraudó. Todos, y digo TODOS (con
mayúsculas) dieron lo que saben. Así, pronto, y tras un gran asedio de la
portería rival, triangulación de vértigo. Hugo, tres recortes en una
baldosa, pase en profundidad sobre Álvaro; gana la línea de fondo y pase
atrás para Pablo. Sereno,…y con la zurda, marcaba el primero.

Poco tardó en llegar el segundo. El que daba la tranquilidad. Esta vez era
Jorge, inmenso en su presencia en el centro del campo; recogía un rechace
del defensa y desde fuera del área se estrenaba como goleador. Seguro que
no pudo elegir mejor momento.

El partido transcurría plácido. Renzo e Iván eran un muro. Nada pasaba;
todo lo barrían. Nunca perdían el sitio y todo lojugaban con criterio. Sólo
una vez tuvo que intervenir Adrián. Y de su estirada felina debió tomar
conciencia el Oña, que abatido por el orden del Vicálvaro, no volvió a
acercarse con peligro.

Mediada la primera parte, de nuevo Hugo dibujaba un pase entre líneas. Esta
vez con las posiciones cambiadas, Pablo, encontraba al “Pichichi”. Fácil
para Álvaro, que con la punterita cerraba el marcador que ya no se movería.
Cuántas veces hemos visto ese último toque este año.

Y no se movió hasta el final el marcador, aunque el Vicálvaro siguió
mandando. Los cambios daban refresco, y no bajaban las prestaciones del
equipo. Todo lo contrario. Sólo faltó que llegara algún otro gol. Sergio
tomaba el relevo de Jorge en el centro. Era capaz de lidiar con todos y
salir siempre airoso. Jugando fácil, tranquilo. Nico pisaba, miraba y
tiraba pases maravillosos a un Rubén que fue una pesadilla para la defensa
contraria; contó con varias ocasiones, sobre todo una en una gran internada
por la izquierda de Hugo; pero la suerte no estuvo con él; no importaba. En
defensa, Luisa, sobria, se erguía sobre el resto. Es la tranquilidad
personificada. Nunca se equivoca. Su Peña la aplaudía a rabiar en cada una
de sus intervenciones. A ella y al resto del equipo.

Final….y Terceros. Una magnífica temporada. Una liga de 5 estrellas por
parte de un equipo de 5 estrellas: Sergio, Renzo, Iván, Luisa, Jorge,
Sergio, Pablo, Hugo, Nico, Rubén y Álvaro. Hicieron el mejor partido de la
temporada, el día del examen de fin de curso. Nadie falló. Todos fueron
sobresalientes en lo que cada uno sabe hacer. Richi y José estaban
orgullosos. Se les veía en la cara cuando mandaron al equipo correr para
saludar a la grada.

Fue como un baño de Gloria. Y si no, que se lo digan al Míster, al que 11
“enanos” metieron en la ducha con ellos para celebrar que habían logrado su
objetivo: ser felices jugando al fútbol. Mojados de arriba abajo dejaron
Valdebebas. Mojados de alegría y entusiasmo. Aupa Vicál !!!!!!!!!!

Crónica realizada por Antonio Matilla

C.D. Vicálvaro “C”. 6 – 0. San Roque “B”

Orden y concierto

Volvió. Fue el equipo que nos enamoró en la primera vuelta. Volvió el Vical a ser un equipo alegre. Y llegó una de las victorias más claras de la temporada.

De nada vale pensar que el contrario era el colista. El San Roque casi da la sorpresa en la jornada anterior contra el segundo. Un equipo bravo y serio. Pero los azules mandaron de principio a fin este viernes.

Y todo desde el orden: Adrián sobrio y felino en lo poco que llegó. Luisa, lista en el corte y en el saber aguantar. Iván en el mejor de sus partidos en la anticipación. Jorge sobresaliente ocupando todos los espacios de la retaguardia. Sergio imponente en el centro, tanto en el corte como en el lanzamiento del ataque. Renzo impresionante en todas las jugadas, sin fallo; impoluto en la marca. Pablo maravilloso en el centro y en ataque. Hugo un puñal incisivo por la izquierda. Nico batallador y dueño del toque, sobre todo en los maravillosos lanzamientos de esquina. Rubén batallador y magia. Y Álvaro, matador, sobrio, tranquilo, el “pichichi” del equipo.

Cada uno hizo lo que sabía. Y lo hacían realmente bien. Desde el orden y la especialidad, el Vical comenzó a imponerse desde el primer minuto.

Luisa y Jorge en defensa no permetían acercamiento. Pablo imaginaba siempre hacia arriba y Hugo, incisivo y notable en su banda encontraba una y otra vez a Álvaro.

En jugada entre Pablo y Hugo, Álvaro metía la puntera. Gol por donde no cabía. El primero. El portero del San Roque, contrariado, se volvía contra la grada donde se encontraba la torcida vicalvariense, increpándoles justificando la impotencia de equipo arlequín.

Acto seguido, Hugo recuperaba a pase de Sergio; pase que imaginaba en profundidad para dejar sólo a Álvaro, tranquilo, midiendo, punterita….2 a 0.

Parecido al primero, llegó el tercero. Esta vez a cargo de Rubén. Faltó en el anterior partido pero se resarció en juego por partida doble. Regate en línea de fondo. Rechace del tiromde Hugo. De nuevo Rubén… Golazo.

Sólo un acercamiento en la primera parte. Ágil Adrián sacaba el balón con la pierna. Muy tranquilo vive el equipo con su porterazo. Ha crecido durante el año. Dos despejes de puños en otros acercamientos así lo acreditan. Un portero valiente.

Porque fue lo único del San Roque que poder reseñar. Seguramente porque Iván estuvo imperial en el corte. Porque Sergio se impuso a todos en el centro (mala suerte en un rechace de un corner, cuyo disparo rozó el palo). Porque Luisa era infranqueable. Jorge se multiplicaba en todos lados. Incluso Renzo en la media sobresalía como lo hace habitualmente en defensa.

Nico (el mismo Beckam lo hubiera firmado) comenzó a lanzar corners con un toque delicioso e incisivo. Así llegó el cuarto. Recogiendo el balón por Álvaro en el primer palo. Tiro. Gol.

El quinto una maravilla. Nico pisa. Pablo gira sobre su cuerpo, y con una gran sutilieza lanza en solitario al pichichi. Tranquilo ante el portero…quinto para el Vical.

Los cambios (bien por Richi, acompañado por Jose, en la dirección) no bajaron el ritmo. Hugo era un cuchillo por banda, rápido y peligroso encontraba al bravo Rubén que hacía el sexto.

Media docena. Seis goles que vinieron del orden. Orden mérito de los jugadores, orden marcado desde el banquillo. Orden por hacer lo que saben. Orden que sonaba a concierto.

Así son nuestros chicos. Felices por hacer lo que saben; felices por ser un equipo. Felices por ser compañeros. Terceros de un grupo competido. Terceros con todo mercemiento.

Crónica realizada por Antonio Matilla

C.D. Vicálvaro “C”. 1 – 1. Esculea Fútbol Vicálvaro “B”

Demasiado castigo

No caeré en empezar por el tópico de que el arbitro privó al Vicálvaro de llevarse los tres puntos. Tres puntos que al final no acabaron en el casillero del equipo azul, que debió conformarse con un empate tras un partido cuyo mandó en elmjuego siempre llevó.

Casi todas las ocasiones fueran suyas. Pronto empezó a mandar. Y a los 5 minutos tras jugada entre Pablo y Hugo en banda izquierda, Álvaro se volvía a reencontra con el gol tras un magnífico tiro escorado desde la esquina del área que pasó por encima del portero de la Escuela. Golazo.

Era por entonces muy intenso el Vicálvaro. Las ocasiones se repetían. Unas veces, Hugo, otras Pablo, otras Álvaro de nuevo, e incluso Sergio, que limpiaba cualquier rechace y se atrevía con fuerza desde fuera.

Además Jorge y Luisa, muy seguros, cortaban las pocas internadas de la Escuela, haciendo que la noche pasara plácida para Adrián.

El cambio arriba de Nico por Hugo dio frescura. Varias veces se plantaron delante del portero contrario, aunque siempre faltó definir. Pecaron los delanteros de cierto egoismo para encontrar sólo al compañero.

En una jugada aislada, y pese a que Iván, Renzo y Sergio no habían pasado apuros, el arbitro señaló panalty. Uno de los defensas se cubrió con las manos la cara ante el disparo rival El arbitró lo debió ver claro, y no debió acordarse que pita a niños de 7 años. Adrián que intuyó el tiro, como siempre, no pudo hacer nada.

La segunda parte fue un calco. Muchas, muchas ocasiones del Vical. Rápidos en llegar y buscando puerta desde todos los lados . Renzo e Iván se imponían siempre tirando la línea defensiva hasta casi el medio.

Pero no era el día. Nico y Pablo muy batalladores solían llevarse todos los balones y sus regates volvían locos a losmdefensas contrarios. Hugo y Sergio lo intentaban repetidamente desde lejos. Álvaro seguía siendo un puñal. Más de 10 ocasiones claras que o el portero o la mala puntería, que al final no consiguieron recompensa.

El intenso asedio pilló al final cansado a los azules. Pese a que Renzó e Iván, unas veces, y Jorge y Luisa, en otras, siempre estuvieron seguros, al final del partido dos acercamientos de los rojillos pudieron haber decantado el encuentro a favor de la Escuela. Adrián volvió a estar sobresaliente.

De nada sirvió la última ocasión en la que Hugo se plantó sólo ante el meta rival. Lo que otras veces había acabado en gol, esta vez fue distinto. Igual que en la primera parte, no levantar la cabeza para encontrar al compañero solo, negó que el gol subiera al marcador.

Una lástima, sobre todo por la abrumadora superioridad del Vical en cuanto a ocasiones y juego. Un victoria que debería haber sido por K.O. técnico, pero que la mala puntería…y de nuevo, el árbitró,…no llegó, para convertirse en la séptima del Vicálvaro.

Mucho castigo para los méritos mostrados. Demasiada pena la que supuso el penalty en el reflejo del marcador final.

Crónica realizada por Antonio Matilla.

E.D. Moratalaz “A” 4-0 C.D. Vicálvaro “C”

Derrota para aprender

Dice un famoso proverbio japonés, que “de las victorias se aprende poco, en cambio, mucho en las derrotas”.

Derrota la sufrida por el Vicálvaro ante el lider de la Liga. Un Moratalaz que es un verdadero equipazo y que en ninguno de los dos partidos vio peligrar la victoria contra el Vical (4 a 2 en la ida)

Pero aún sabiendo de la superioridad del equipo contrario, los azules no salieron con miedo. Suyas fueron las dos primeras llegadas. Apretando al rival en su defensa con Pablo, Rubén y Hugo percutiendo en ataque durante los primeros minutos.

Sin embargo el Moratalaz empezó a carburar. Bien colocados en el terreno de juego el balón corría rápido hasta la línea que defendían Renzo y Jorge. Pronto además empezaba a aparecer Adrián despejando y blocando balones bajo los palos.

Sergio trataba de hacerse un hueco en el centro, pero la superioridad del lider conseguía zafar su brava presencia.

Y aunque se defendía bien el Vicálvaro los despejes siempre eran contra la línea de fondo, provocando lanzamientos de corner cargados de verdadero peligro.

De ese modo llegó el primero, y a pesar de los cambios, un nuevo saque de esquina supuso el segundo gol en contra.

Hugo sufrió un golpe y el juego hubo de ser detenido para ser cambiado por Pablo. A pesar de que por entonces Nico e Iván rechazaban y cortaban, bien secundados por Luisa, en un rechace a un gran disparo repelido por Adrián llegaba el tercero. De nada servían las jugadas de Álvaro. Solo una llegada trompicada de Hugo en ataque era poco para rebatir la superioridad del Moratalaz.

Los bravos jugadores del Vicalvaro lucharon en la segunda mitad. Los gambeteos de Nico, las diagonales de Álvaro y la persitencia de Rubén provocsron ocasiones. Pablo luchaba como un jabato en el centro ganando siempre a dos Luisa hacía de la colocación la virtud para el corte. Sergio e Iván ganaban balones en el cuerpo a cuerpo y templaban con toque hacia sus compañeros Jorge ya buscaba en largo a Nico y a Rubén, y Hugo comenzaba a dibujar pases por la banda para un luchador Álvaro.

Pero no pudo ser y así llegó el cuarto en contra.

Quizá demasiado castigo, aunque la derrota era justa. Derrota pero no pena. Derrota para seguir aprendiendo.

Jacinto Benavente contó: “en la pelea se conoce al soldado; sólo en la victoria se conoce al caballero”. Pues hoy pudimos ver a once soldados vestidos de azul, siempre peleando y luchando. No hubo victoria. Nunca se dio la posibilidad Pero tanto en la derrota de hoy como en sus victorias de otros días, demostraron ser unos verdaderos caballeros…y una gran señorita,…que no se nos olvide.

P.D. Próxima jornada el derbi de Vicálvaro.

Crónica realizada por Antonio Matilla.

C.D. Vicálvaro “C”. 0 – 0 A.D. Esperanza “B”

Faltó un poquito

Primer empate sin goles del bravo equipo azulón. Buena, sobre todo, segunda parte, donde el Vicálvaro se desperezó de la poca intensidad del primer tiempo. Sólo faltó la chispa arriba que le caracteriza. Chispa que le ha convertido en equipo vertiginoso en la transición hacia la delantera, pero que en esta ocasión estuvo bien sujeto por una ferrea defensa a cargo del Esperanza

Y es que el contrario venía en racha. No en vano han sido los únicos en arrebatarle puntos a los líderes.

Aprendieron bien la lección del partido de ida, donde el Vical ganó fácil con un 3 a 1 a favor. Se notó durante los primeros minutos, de posesión azulona. Llegaba fácil pero siempre estaba el Esperanza preparado con la defensa bien compuesta.

El partido en su primera parte no tuvo mucho. Un par de ocasiones para ambas escuadras. La más clara para el Esperanza, bien resuelta como siempre por Adrián.

Y es que no hubo mucho fútbol. Serios atras, Jorge y Luisa no pasaban apuros. Sergio y Pablo percutían contra el centro campo contrario; pero Hugo no terminaba de encontrar a Álvaro; ni Rubén a Nico cuando salieron como respuesto.

La segunda parte si fue del Vicálvaro. Renzo se incorporó al centro del campo e Iván sobresalía en defensa. Las contras empezaron a aparecer. Nico, muy batallador entraba por un ala. Y en el centro siempre esperaba Álvaro y Rubén para el remate. Adrián ya no se veía asediado. En vario lances en largo de Jorge y Sergio, pudo llegar el primero. Pero el Esperanza no perdía nunca el sitio. Encerrado atrás esperaba a los azules. Y cuando no eran los dos poderosos centrales, aparecia su portero.

Así probaron Álvaro por tres ocasion, Rubén en una escapada, Nico tras varias jugadas combinativas, e incluso Hugo a falta de dos minutos para terminar, tras un gran cabezazo a pase de Sergio que se perdió lamiendo el palo de la portería contraria.

El equipo por entonces estaba volcado. Sólo había una dirección. Luisa e Iván limpiaban cualquier ataque y la media y la delantera movía rápido como siempre, aunque la chispa que les carateriza esta vez no a pareció.

O sí. Porque con el Vicálvaro asediando al Esperanza, un mal despeje fue aprovechado po el contrario, que se plantó sólo ante Adrián. El posible gol no llegó. Adrián volvió a estar brillante. Y el rechace fue despejado por Pablo, que había recuperado campo, para ceder a banda.

Final y tablas. Faltó la chispa del último pase. La chispa seña de identidad del Vical. Pero aún sin aparecer hubo la sufiente “corriente” como para pensar que se merecieron ganar, y que volvieron a hacer disfrutar a su hinchada.

Crónica realizada por Antonio Matilla.

C.D. Chamartín Vergara “B”. 0 – 5 C.D. Vicálvaro “C”

Jornada 9 (24 de febrero de 2012), grupo 23. Prebenjamín Fútbol 7

Fútbol de 5 Estrellas

Disputa por la tercera posición del grupo 23 de la Liga.

Gran partido el jugado por el Vicálvaro este viernes ante el Chamartín Vergara. Primer partido de la segunda vuelta, y del mismo modo que en el incio de la Liga, victoria.

Sin embargo hubo diferencias con el debut liguero. Fue el primer partido un partido trabado, marcado por los nervios y seguro, por la intensa lluvia. Aunque el Vical se alzó con la victoria por 2 a 0, el partido tuvo posibilidades para ambos equipos y Adrián fue imprescindible con sus paradas para iniciar la Liga con los 3 primeros puntos.

Por ahí empieza la diferencia con este último encuentro. Adrián sólo tuvo que blocar dos balones desde lejos. No llegó el Vergara, y gran parte de culpa la tuvo el equipo azulón. En esta ocasión muy serio desde abajo con Luisa y un Jorge que aparecía por todos los sitios. Jorge estuvo inmenso, muy fuerte en el corte y tranquilo con el balón en los pies. Sergio sigue siendo clave. Lla referencia que une la defensa y el ataque. Arriba Pablo, Nico y Rubén comenzaban a desgastar a los de negro y amarillo. Eran martillos pilones.

Mediada la primera mitad y tras dos ocasiones de Pablo y Nicolás, Richi hizo un cuadruple cambio. El aire nuevo se notó. En una internada de Álvaro el balón llegaba a Hugo dentro del área, con el tiempo necesario para acomodarse el balón en la zurda. Gol. El primero estaba hecho. Casi a renglón seguido nueva jugada de Álvaro que dejaba a Pablo solo para marcar.

La segunda parte y ya con el marcador muy a favor, fue una delicia. El equipo cubría bien todas las zonas. Iván y Renzo intercambiaban sitio en defensa y centro del campo. El Vicálvaro era ese equipo de transiciones rápidas. Así llegaba el tercero, obra de Nico, y el cuarto, de un bravísimo Rubén. Balón desde el centro a banda, y pase siempre al corazón del área.

No volvió a pisar área contraria el Vergara. Luisa e Iván anticipaban siempre en la línea media. Renzo, Sergio y Jorge corrían y jugaban fácil. Nico y Pablo veían con claridad jugada de ataque.

Casi al final Álvaro, convaleciente de un resfriado, colaba entre la defensa para Hugo que iba acompañado de Rubén. Éste tiraba provocando una gran parada del portero rival, cuyo rechace lo recogía Hugo, que esta vez con la derecha introducía el balón para el quinto.

Final después de eso. 5 a 0 y un equipo muy superior que continúa afianzadose como tercero de su grupo, creciendo en su juego jornada tras jornada. Fueron cinco los goles, como cinco las estrellas que califican el gran partido que hicieron.

P.D. Adelante también el prebenjamín A. Tres a cero y a esperar la nueva jornada. Brillante la temporada de los de Rubén

Crónica realizada por Antonio Matilla.

A.D. Oña Sanchinarro “B” 1 – 1 C.D. Vicálvaro “C”

Jornada 8 (17 de febrero de 2012) grupo 23, Prebenjamín fútbol 7

SE ESCAPÓ ENTRE LOS DEDOS

Disputa por la tercera posición del grupo 23 de la Liga.

El Equipo azulón defendía su posición en la zona noble de la tabla; posición de la cual no había llegado a descolgarse durante toda la Liga. El Oña sin embargo apostaba el todo por arrebatarle el puesto al Vicálvaro, y resarcirse de ese modo de la derrota de la jornada anterior.

El partido no defraudó. Igualdad desde el inicio. Primeros minutos para los de Vicálvaro y continuación en el dominio para el Oña. Mucho público en la grada…murmullos…gritos…tensión!.

La defensas se imponían a las delanteras, en un partido en su primera parte, de toma y daca. Nico era el más destacado en el centro del campo. Bravo y valiente en el choque, su fuerza hacía decantar los primeros minutos de cara al tercero de la Liga. Renzo no perdía posición y Luisa marcaba unas coberturas perfectas.

Sergio se imponía en la medular fijando la posición del equipo. Hugo buscaba de continuo a Álvaro que gozaba de la primera ocasión del partido.

A partir de ahí apretó el Oña. La mejor ocasión del partido, un gol que cantaba la grada por seguro, se encontró con una exclente parada a bocajarro de Adrián. Valiente,…felino…paró un gol ya hecho. Adrián siempre aparece cuando el equipo lo necesita. Y esta vez no faltó a la cita.

El dominio del Oña hasta el final de la primera parte, fue contenida por Iván y Jorge. Sus cambios dieron frescura atrás al equipo. Iván muy muy seguro. Jorge multiplicándose en todos los sitios. Omnipresente.

El inicio de la segunda parte no cambió el signo del partido. Sin embargo la entrada de Pablo comenzó a cambiar el devenir del encuentro. Al igual que Nico en la primera parte, se hacía con el mando del centro del campo. Bien secundado y portegido por Sergio, empezaba a encontrar arriba a Álvaro y a Hugo.

Mediada la mitad de la segunda parte, Luisa, sobria e imperial, cortaba y Sergio muy afinado, entregaba el balón a Álvaro. El Oña que defendía muy arriba se veía sorprendido. El “pichichi” colaba el balón en largo. Por ahí aparecía Hugo. Dos zancadas y sólo desde el medio, se plantaba sólo tras una brava cabalgada, delante del portero. Tiro cruzado…Gol!!

Justo antes del gol la polémica. El Oña había marcado en una jugada previamente cancelada por el árbitro, cuyo silbato no se escuchó. La tensión entre ambos banquillos se palpaba. Y esa jugada debió pesar en el ánimo del trencilla, que a falta de 4 minutos trató de compensar al equipo rojillo, en deuda por nada, pitando una falta por una posible mano al borde del área del Vicálvaro.

La falta, lanzada magistralmente superaba la barrera y la estirada de Adrián, subiendo al marcador el empate.

Poco más hasta el final. Nico volvía al encuentro por una exahusto y valeroso Pablo. Sergio repelía y cortaba mientras Renzo se erguía poderoso en la zaga. No había claridad para Álvaro, pero el Vical se unía enla defensa El final de un partido intenso y disputado; un partido que al Vicálvaro se le escapó de las manos…o quizá por entre los dedos…unos dedos que el arbitro sancionó sin ni siquiera existir, y que privó a los azules de la victoria.

Sirvió al menos el resultado para seguir terceros. Terceros…y contentos. Es un equipo en continuo crecimiento.

Crónica realizada por Antonio Matilla.

Crónicas del Prebenjamín “C”:

CD Vicalvaro “C”. 3 – 0 CD Canillas “B”

Jornada 7 (3 de febrero de 2012) grupo 23, Prebenjamín fútbol 7

(goles: Sergio y Álvaro (2))

Noche gélida… Victoria caliente

Un grado sobre cero marcaba el termómetro en Valdebebas. Frio gélido azotado por un aire Siberiano que helaba el ambiente en la Ciudad Depórtiva.

Se enfrentaba el prebenjamín C contra el Canillas. La victoria era necesaria para volver a recuperar las posiciones de privilegio del grupo 23 de la Liga.

Comenzó el partido con varios minutos de retraso. El cuerpo técnico apuraba para que los jugadores del equipo calentaran bien y entraran con fuerza en el partido. Muchos mensajes…ánimos…instrucciones.

En la alineación titular había rotaciones. Rubén ocupaba la plaza del pichichi Álvaro, mientras que Pablo ocupaba la medular del equipo. No defraudaron ambos; todo lo contrario. Rubén incisivo en ataque se entendía a las mil maravillas con Nico. Mientras que Pablo cortaba y repartía, en apoyo constante don Hugo y Sergio.

El partido no tenía mando en el inicio. El Vicálvaro no terminaba de preocupar la meta contraria. Tampoco lo hacía el Canillas, bien contenido por Renzo y Luisa en la línea defensiva.

Tras varias jugadas de peligro para el equipo azulón, y una vez Rubén había desgastado la defensa contraria, Álvaro, que acababa de salir al campo, recibía una entrada cerca del área contraria. Antes ni Nico ni Rubén habían tenido suerte de cara a puerta.

El balón lo colocaba y mimaba Sergio para el lanzamiento de falta. Y el tiro no podía ir mejor dirigido. Sorteaba la barrera y se metía pegado al palo que defendía el portero. 1 a 0 y el Vicálvaro comenzó a mandar.

Con la victoria por la mínima se llegaba al descanso. Richi daba descanso a la defensa, donde Iván, majestuoso en el corte, tomaba el mando central de la misma. Un par de acercamientos eran anulados por Luisa, siempre seria en su cometido y por Adrián, que blocaba con seguridad transmitiendo tranquilidad al equipo. La grada aclamaba la pureza en el corte de la defensa vicalvareña.

Por entonces el Vicálvaro sabía que hacer. Transiciones rápidas hacia la punta. Fútbol de vértigo. En tres toques…ocasión para el delantero.

En una de estas, y tras varias ocasiones marradas, Sergio recibía de Iván y lanzaba en largo a Álvaro, que se plantaba sólo delante del portero y finalizaba con el exterior y la tranquilidad que le caracteriza. El 2 a 0 le pesó demasiado al Canillas.

Nico y Pablo de nuevo en el campo robaban y lanzaban para Hugo y Álvaro. El propio Renzo, en una jugada de furia pasaba en profundidad al pichichi del equipo, que tras driblar al portero tiraba ajustado aunque no conseguía materializar. Rubén seguía provocando superioridad en banda. Por entonces todo era cuestión de esperar y mantener el resultado.

Hugo tuvo su oportunidad en un tiro a bocajarro; Pablo probaba desde fuera; Sergio apretaba la presión. Adri sobrio en los pocos acercamientos lanzaba rápido hacia arriba desde la portería.

Así, al final del partido, Hugo porfío por un balón. Tras robar llegaba hasta la línea de fondo, pasando a Álvaro que cerraba el marcador a bocajarro y finiquitaba el partido.

Poco trabajo para Adrián en portería, que supo cerrar con la seguridad que acostumbra. Iván y Renzo fueron dos barreras. Luisa, el complemento perfecto en el corte. Sergio, imperial en el centro. Pablo y Hugo, desgaste en recuperaciones y perfectos lanzamientos para las contras. Rubén y Nico, gambeteos y regates continuos. Y Álvaro finalizaba el trabajo del equipo. Faltó Jorge, el pulmón en muchos casos del equipo que no pudo estar presente. Un equipo compacto. Unido. Sabedor de lo que debía hacer.

Un equipo fogoso, con calor en su fútbol… Necesario para batir a un digno contrincante…y a una tarde fría, fría,….fría.

P.D.: Lástima el CD Vicalvaro A que jugaba en el campo contiguo. Menos mal que el fútbol da revanchas para demostrar que son los mejores de su grupo.

Crónica realizada por Antonio Matilla.

Crónicas del Prebenjamín “C”:

U.D. Nuevo Mejorada “B” 4 – CD Vicálvaro “C” 3

Jornada 6 (13 de enero de 2012) grupo 23, Prebenjamín fútbol 7

(Álvaro 3 goles)

Partido en la cumbre del grupo 23. Se enfrentaban el segundo (CD Vicalvaro C, 4 partidos ganados y 1 perdido) contra tercero ( Nuevo Mejorada B, a 3 puntos con un partido menos). Lanzas en alto por dirimir quién debía ser el perseguidor del lider de la liga (la Esc. Deportiva de Moratalaz).

Noche gélida en Valebebas. Un frio imperante que no impidió que la grada se poblara con las torcidas de ambos equipos; seguidores que consiguieron combatir el frio tras disfrutar de un partido disputado de poder a poder.

Y es que aunque el prebenjamín del Vicálvaro comenzó mandando en el partido, con un juego muy físico por ambas partes en los primeros minutos del encuentro, en la primera aproximación más o menos seria del Nuevo Mejorada, el colegiado se sacó de la manga un penalty que decantó la balanza en su inicio ante el equipo que vestía de rojo. En una internada del Nuevo Mejorada, Sergio, con su fortaleza acostumbrada robo un balón en el área propia, que el trencilla decidió sancionar con la pena máxima. Sorpresa por la sanción de una falta que no existió que se convirtió en gol en contra para el CD Vicálvaro pese a que Adrián se lanzó perféctamente intuyendo el disparo de la pena máxima.

El gol afectó al equipo, que no conseguía trenzar ninguna jugada clara, y que no pisaba área contraria. Mucho juego en el centro del campo y muy trabado. La defensa del equipo, expeditiva normalmente, estaba carente de esa fuerza que le caracteriza, y en un fallo en un despeje, el Mejorada marcaba de nuevo tras un rechace en una gran estirada de Adrián que no pudo evitar que el rechace se convirtiera en gol.

No se movió el marcador hasta el pitido del descanso, dónde el Vicálvaro sufrió con fuerza el empuje del rival. El bravo Pablo casi al final porfío un balón contra tres rivales sufriendo un balonazo en su rostro que tuvo que precisar de las asistencias del cuerpo técnico, teniendo que salir sustituido para ser atendido, entre los aplausos de todo el respetable.

Pitado el descanso el bagaje no era el más apropiado del equipo azulón. Un equipo caracterizado por unas transiciones rápidas en ataque, fundamentadas en una consistencia defensiva que no existía.

Algo debió cambiar en la charla del descanso. Richi debió tocar los palillos justos, pues a pesar de inciar el segundo tiempo con un nuevo gol en contra, nuestro Vical tiró de orgullo y fútbol y comenzó a llevar todo el peso del partido.

Renzo mandaba en la medular defensiva, y Luisa cortaba toda jugada que pasaba por su lado. Sergio comenzaba a imponer su presencia en el medio centro, y en una jugada hilbanada, tras una tremenda falta sobre Hugo donde fue zanquilleado por dos contrarios, el balón le llegó a Nico, que plantándose delante del portero lanzó ajustado sobre la meta rival pudiendo haber conseguido el primer gol del equipo. Hugo tras la jugada tuvo quer también sustituido. Fue Rubén el que le sustituyó y la jugada anterior pareció cambiar el signo del partido. Nico combinó con Rubén y el balón llegó a Álvaro que probó por primera vez al portero.

A partir de ahí la locura. Iván cortaba todos los balones. Jorge presionaba en todos lados sin descanso. Pablo, totalmente recuperado, controlaba y lanzaba, y Hugo asistía por dos veces al pichichi del equipo para poner en el luminoso el 2 a 3.

El Vicálvaro creía en la remontada. Rubén y Pablo sacaban en jugada ensallada uno y otro corner. En uno de ellos Hugo pudo hacer el empate. Y finalmente tras el empuje del equipo, Sergio lanzaba en largo a Álvaro, que tras diblar al portero empataba el partido.

De ahí hasta el final el Vicálvaro mandó en el partido. Pero en un corner del Mejorada llegó el 3 a 4 definitivo. Se intentó y no se pudo hasta el final Iván, Renzo y Luisa fueron una barrera en defensa. No llegó ningún ataque contra nuestro espléndido portero Adrián. Pero ni Jorge, ni Pablo, ni Rubén pudieron dejar un balón fácila Hugo ni Nicolás, que llevaban el peligro en el atque, un vez Álvaro debió der cambiado Por el cansancio acumulado. Sólo un último pase de Sergio, que no encontró compañero por el cansancio acumulado.

Final y derrota. Derrota porque el equipo (y el árbitro) regalaron la primera parte; las Navidades como diría Mourinho no fueron buenas para el equipo. Pero la segunda parte dejó la sensación de que el CD Vicálvaro ha vuelto. Rápido, intenso e incisivo.

De momento segundos empatados a puntos. Gracias a Dios el fútbol da segundas oportunidades. Y estos chavales, con la dirección de Richi y el inestimable apoyo de su segundo (el papá de Sergio que es el papá de todos en el campo) son capaces de lo mejor. Siguen creciendo y aprendiendo… Y están deseando la revancha deportiva.

Crónica realizada por Antonio Matilla.



    css.php